jueves, 18 de mayo de 2017

El espejo, ese aliado desconocido.

Nos dijeron que mirarse al espejo estaba mal.
Que era de engreídas.
Que si aún nos mirábamos igual, la otra, la del espejo nos  cautivaría y tomaría posesión de nosotras y no sé cuántas historias y leyendas de terror más.
Y al ser parte de esta generación omitimos mirarnos o lo hicimos a escondidas. Y por tanto no supimos que estábamos comunicando con nuestra imagen. Se nos  formaron arrugas que desconocemos  el  por qué.

Mirarnos al espejo ayuda a que sepamos cómo y que comunicamos, y por tanto nos ayuda a cambiar  aspectos que no nos agradan.

                 Comenzamos?    www.evelynjeanette.com/evelynjeanette.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario