viernes, 27 de enero de 2017

La programación y la imagen.




Rosario es una mujer joven y con un gran potencial.
Hace 5 años que permanece en la misma empresa, donde ha recorrido varios puestos y se ha ganado el reconocimiento de sus superiores. 

Si bien podría aspirar a algo más, prefiere la estabilidad. Su mamá una mujer también joven, ya posee una jubilación anticipada, por enfermedad. Rosario ha escogido ese puesto para poder socorrer a su progenitora.

Hace poco, apareció la oportunidad de dar una prueba para acceder a la Gerencia de un área nueva. A Rosario le tienta la idea de presentarse a la prueba, pues conoce la tarea y sabe que puede desempeñarse en buena forma. Y eso le permitirá por fin, cierta independencia de su mamá.

Decide dar la prueba y sale victoriosa, ahora solo le queda una entrevista.

La noche anterior a la entrevista final, se prueba un traje de chaqueta y pollera a los que agrega unos zapatos de taco alto. Se mira al espejo, y se aprueba con esta imagen que ya la hace sentir como  la nueva gerente. Se acuesta, y duerme de a ratos, pensando en el próximo día.

Al levantarse, ve la ropa escogida colgada en la silla, y piensa que no es la adecuada. ¿Qué dirán sus compañeros de sector al verla llegar? ¿Pensarán que se le han subido los humos a la cabeza? ¿Qué diría su familia si la viera? Además, a ella , nunca le ha gustado llamar la atención. 

Mientras cepilla su cabello, se decide: usará los mismos pantalones marcados por estar horas sentada, los que forman parte del uniforme de todos los días y los zapatos chatos.   
Esta vez, Rosario no aprueba la imagen que le devuelve el espejo, y se conforma pensando que es mejor no destacarse por lo externo. 

¿Qué crees que sucedió con Rosario?
¿Le dieron el puesto?


Coméntame tu idea .


                          www.evelynjeanette.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario