lunes, 19 de diciembre de 2016

La guerrera sin escudo

 Antonio no toleraba una frustración. Es el mayor de tres hermanos, pero por alguna razón había tenido la corona de rey por mucho tiempo. A pesar del nacimiento de sus hermanos, y de que ya no era el hijo único, lo hacían sentirse un rey.

Todas las personas les dicen a sus papás que era muy bonito, y sí , así era.No es simpático. Manifiesta abiertamente lo que no le agrada. De pequeño lo hacía con un berrinche y de grande con una escena, gritos y malos modos.

Crece, termina la escuela primaria y a duras penas el secundario. No es su problema la falta de capacidad, es la frustración, de no ser el mejor, de que no coincidan con sus ideas, que son las únicas correctas. Se frustra por todo , y por no ser elegido primero para tal o cual cosa.

Desea vestir bien, tener un buen auto, una buena televisión, el último celular y por ahora ,no sabe que más. Sí seguro quiere una pareja. Pero primero necesita ser admirado, contemplado, servido.

Por intermedio de su padre logra un puesto en un organismo. Cumple, va cada día. Realiza la tarea. Nunca nada más. Parece no tener aspiraciones. Pero lo que subyace es el miedo a fracasar.  A no ser lo suficientemente bueno y que eso no combine con su saco de marca, y su corte de cabello y su perfume …y sus aires de señor.

Como desea ser visto y admirado, comienza la carrera de modelo, y no la termina, pues le parece que sus docente nada tiene que aportarle. En una ciudad pequeña donde vive, posee algunas oportunidades, y no da ningún otro paso. ¿ Las razones ? El miedo a ser rechazado, a competir, a ser descalificado ... en su interior, sabe que eso no lo toleraría.

Lo externo para él es lo más importante, tanto que se olvida de los modales. Luce como una fotografía  de revista, y en contrapartida se comporta con estallidos de ira, modos bruscos, que se parecen más a los de un niño o una persona sin completar que al modo del hombre que desea aparentar.

Con el tiempo, cerca de sus 25 años, se enamora o eso cree. Entabla una relación con una joven, que queda embarazada a los pocos meses. Rápidamente pasa a vivir en la casa de ella, junto a sus padres.Esa nueva realidad lo seduce. Pues posee dos mujeres que le admiran y le contemplan sus caprichos y un hombre mayor (su suegro), para quien viene a ocupar el sitio de ese hijo varón que nunca llegó a tener.



Nace su niño y el idilio se termina. Se siente dejado de lado, no escogido, no preferido, y eso lo separa. Se vuelve con sus padres. Siente que su hijo ha roto su estabilidad, por ello en esos primeros años lo ve poco.  Y le queda lo de siempre, lo de afuera, lo bello, lo que causa admiración...

Continuará.
www.evelynjeanette.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario