domingo, 18 de diciembre de 2016

Entrevista con el vampiro III

   La nueva en mi casa era la división. Mi esposo enojado conmigo o por lo menos sin entender mi actitud y mis hijos reclamando las salidas y regalos de Rita.

  Traté de mantenerme en mi postura, sabiendo que lo que sentía era cierto, pero la culpa y los reclamos comenzaron a hacer mella en mi. Habían vuelto los dolores de cabeza, y a todo ello se sumaban los reclamos lastimeros de Rita, que se presentaba como una víctima de la vida y las circunstancias.

  Una noche, cuando mi espalda comenzó a molestar nuevamente, decidí recurrir al terapeuta, que me habían recomendado. Allí me di por enterada que todavía tenía una batalla por lidiar.

  Me vestí con mis mejores galas, a las que añadí todo lo que sé que poseo y he guardado hasta hoy en el fondo de un baúl. Apareció mi estima un poco ajada por el peso de la ropa que usé cuando estuve embarazada. La estiré y planché y lució como antes!
El coraje estaba preso en una jaula en desuso, por ello tuve que destruirla , a fin de poder vestirlo nuevamente.

  Busqué en el fondo del baúl las botas, esas que pisan firme y saben llevarme a donde deseo ir. Y así, pronta, me contemplé en el espejo. Con sorpresa y  orgullo, vi que era la imagen de una  mujer guerrera, que mucho se me parecía...supe que mi poder estaba de nuevo en mi, y que nada ni nadie podría quitármelo.



www.evelynjeanette.com   estrategias emocionales de éxito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario